Rejuvenecimiento Láser

El envejecimiento cutáneo afecta progresivamente a todas las estructuras y niveles de la piel. A nivel superficial, en la epidermis, el paso del tiempo y el daño infringido por factores agresores externos como la radiación ultravioleta, el tabaco y otros tóxicos se traduce en una alteración progresiva de la apariencia externa. La sequedad y rugosidad, su adelgazamiento progresivo y el desarrollo de manchas solares implica un cambio estético importante. Pero el proceso de envejecimiento afecta también a las capas más profundas de la piel. La progresiva desestructuración del colágeno y las fibras elásticas y la pérdida de grosor de toda la piel motivan los cambios en su textura (poros dilatados, arrugas) y la aparición de flaccidez. El exceso de actividad de ciertos músculos provoca la aparición de arrugas de expresión en zonas como el entrecejo, frente y patas de gallo. Finalmente la reabsorción de estructuras óseas en zonas como el pómulo contribuye a una progresiva pérdida de la fisonomía del óvalo facial. Todas estas alteraciones se traducen en: cambios de coloración (manchas y capilares); cambios de textura (poros dilatados, arrugas); pérdida del volumen en pómulos; demarcación profunda de los surcos de marioneta; descolgamiento de la zona mandibular; flaccidez, arrugas y manchas en cuello; manchas y enrojecimiento de cuello y escote o adelgazamiento de la piel y manchas en dorso de manos.

412_79218_2122584_339503

 

¿Qué tecnología pone a su disposición nuestro centro para tratar el fotoenvejecimiento?

En Clínica Dermatológica Campo-Optimage disponemos de equipos de Luz Intensa Pulsada, láser ablativo, láser fraccionado, luz infrarroja y laser subablativo que nos van a permitir tratar los diferentes signos de envejecimiento:

 

Cutera 3 Platforms 4 Systems(1)

 

.