Láser para tatuajes

¿En que consisten los tatuajes?

Los tatuajes son elementos ornamentales o decorativos de la piel, que originarios de ciertas culturas, se han implantado en la civilización moderna como una forma de expresión artística. Habituales hace unos años solo en ciertos grupos sociales, se han generalizado entre los más jovenes, en muchas ocasiones como signo de rebeldía o reivindicación.

Los tatuajes se realizan a través de la inyección en la piel, de tintas (pigmentos generalmente minerales) cuyo color varía en fución de su composición. El negro, el azul y los verdes son los colores más habitualmente utilizados, si bien en los tatuajes multicolor pueden incorporarse tonalidades como el rojo, amarillo o naranja. Dado que se introducen por punción, es imprescindible que los tatuajes se realicen en centros acreditados donde los protocolos de asepsia y esterilización sean estrictamente aplicados.

skin-crosssection-300x273 11890_tatuajes-y-sus-riesgos-en-la-salud

 

 

 

 

 

 

 

 

¿La realización de tatuajes implica riesgos?

Como cualquier procedimiento en que se interrumpe la integridad de la barrera cutánea, la realización de tatuajes puede ser la causa de diferentes complicaciones. La infección de la zona de inyección de la tinta por una asepsia inadecuada es uno de los más frecuentes. Además, al utilizarse material punzante, si dicho material no es estéril, podría transmitir enfermedades como la hepatitis o el HIV. En pacientes con mala cicatrización, pueden desarrollarse, sobre las zonas de inyección, queloides o cicatrices hipertróficas, y en pacientes con alergia a ciertos pigmentos (especialmente los rojizos que contienen derivados mercuriales) reacciones inflamatorias persistentes.

¿Los tatuajes son permanentes?

Si bien existen algunos tatuajes que por su composición se postulan como transitorios, en la mayoría de los casos los tatuajes son permanentes. Es por ello que resulta imprescindible, a la hora de tomar la decisión de realizarse un tatuaje, ser consciente de que, en teoría, el tatuaje es “para toda la vida”. Teniendo en cuenta de que el ser portador de tatuajes en zonas visibles puede impedir el acceso a ciertas profesiones (funcionarios de los cuerpos de seguridad) es recomendable plantearse seriamente su realización así como decidir en que zona practicarlos. De igual forma, aquellos tatuajes sentimentales (que contienen el nombre de la pareja actual) pueden convertirse en un problema si dicha relación se termina. Estas son las principales causas que motivan las consultas para la eliminación de tatuajes.

En caso de arrepentirse ¿pueden eliminarse?

Actualmente la tecnología ha avanzado de forma muy importante, habiéndose desarrollado diferentes láseres ultrapulsados, capaces de eliminar la tinta de los tatuajes. Si bien esto es cierto, también lo es que dicha tecnología no consigue, en muchas ocasiones, eliminarlos completamente. Los tatuajes profesionales (con grandes cantidades de pigmento y más profundos) y aquellos con colores claros (azul-verde claro, naranja, amarillo, rojo pálido) responden peor al tratamiento y no consiguen, por lo general, ser eliminados completamente. En ocasiones y con tatuajes de menor tamaño podemos plantear su eliminación quirúrgica como una alternativa.

¿Como actúan los láseres en la eliminación de tatuajes?

La luz emitida por el el equipo es absorbida por las partículas de pigmento, hecho que provoca su ruptura, así como un proceso inflamatorio posterior. Las partículas de pigmento fragmentadas son entonces eliminadas a través del sistema linfático o “fagocitadas” por las células inflamatorias. Este proceso es lento y por ello los tratamientos se realizan con intérvalos de como mínimo 6 a 8 semanas.

¿Cuantas sesiones de tratamiento se requieren para eliminar un tatuaje?

Depende de factores como la cantidad de pigmento o tinta inyectada, de su color, de la profundidad a la que se encuentra o de la agresividad del tratamiento. Por lo general se considera que se precisan entre 5 y 15 sesiones.

¿Los tatuajes pueden empeorar por el tratamiento con láser?

Existen algunos tatuajes, que contienen tintas de color “carne” y que habitualmente se utilizan para perfilados o micropigmentaciones, que por su composición férrica, pueden oscurecerse en las primeras sesiones de tratamiento. Este hecho determina que cosméticamente empeoren, si bien las sucesivas sesiones permitirán ir eliminando progresivamente dicho pigmento.

 

.